Reduzca el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2

Aunque la aparición de la diabetes tipo 2 está relacionada con varios factores de riesgo tales como los genes, la edad y el origen étnico, entre otros, usted puede reducir las probabilidades de presentar esta enfermedad crónica haciendo ajustes en su estilo de vida: mejorando su alimentación, haciendo ejercicio y controlando su peso.
 
La diabetes tipo 2 (DM2) es un trastorno metabólico que por lo general se presenta en personas mayores de 45 años de edad y que, en los últimos años, se viene diagnosticando también en adultos jóvenes e incluso en niños. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la DM2 se origina por la “incapacidad del cuerpo para utilizar eficazmente la insulina, lo que a menudo es consecuencia del exceso de peso o la inactividad física”.   
 
El Instituto Nacional de la Diabetes y las Enfermedades Digestivas y Renales (NIDDK, por sus siglas en inglés) señala una serie de factores específicos de la diabetes tipo 2 que, dado el caso de presentarse en una persona, pueden ayudarla a tomar medidas y así retrasar o evitar la aparición de la diabetes tipo 2. Según el NIDDK, una persona tiene más probabilidad de desarrollar diabetes tipo 2 si:
  • Tiene sobrepeso u obesidad;
  • Tiene más de 45 años de edad;
  • Tiene antecedentes familiares de diabetes;
  • Es afroamericana, nativa de alaska, indígena estadounidense, estadounidense de origen asiático, hispana/latina, nativa de hawái, o de las islas del pacífico;
  • Tiene la presión arterial alta;
  • Tiene un nivel bajo de colesterol hdl o un nivel alto de triglicéridos;
  • Tiene antecedentes de diabetes gestacional o dio a luz a un bebé que pesó más de 9 libras (lo que equivale aproximadamente a 4 kilos o también 4.000 gramos)
  • No se mantiene físicamente activa;
  • Tiene antecedentes de enfermedades del corazón o accidentes cardiovasculares;
  • Tiene depresión; 
  • Tiene síndrome de ovario poliquístico;  
  • O tiene acantosis nigricans, zonas de piel oscura, gruesa y aterciopelada alrededor del cuello o las axilas, entre otros aspectos.
Reducir el riesgo de desarrollar diabetes es sencillo si usted tiene en cuenta que ello se logra llevando una alimentación saludable, haciendo actividad física regular o moderada y manteniendo el peso corporal adecuado. En caso tal de que usted presente alguna o varias de las afecciones señaladas por el NIDDK, consulte con un especialista según sea el caso. Recuerde que un buen manejo de estos factores puede incidir de forma significativa en su estado de salud y retrasar o prevenir por completo el desarrollo de diabetes tipo 2.
 
Referencias
Instituto Nacional de la Diabetes y las Enfermedades Digestivas y Renales [Sitio Web]. Factores de riesgo para la diabetes tipo 2. [Publicado en noviembre de 2016 – consultado el 7 de junio de 2019]. Disponible en: https://www.niddk.nih.gov/health-information/informacion-de-la-salud/diabetes/informacion-general/factores-riesgo-tipo-2


Compartir este artículo:




Registrese

Únase a nuestra comunidad y disfrute de temas relacionados con la diabetes y la buena salud.

Registrese