Mitos y verdades sobre la diabetes parte 2

Debido a que más de 422 millones de personas en el mundo presentan diabetes, una afección crónica que puede manifestarse de diversas formas, son múltiples las especulaciones que esta patología suscita en una parte significativa de la población.
 
Encuentre en esta segunda entrega de ‘Mitos y verdades sobre la diabetes’ algunas de las percepciones más comunes que las personas tienen acerca de la enfermedad, y conozca si son mito o realidad.   

La diabetes es contagiosa. (FALSO)

Son varias las personas que creen que la diabetes es una enfermedad que se puede transmitir a través de fluidos, como la saliva, la orina o la sangre. Eso es totalmente falso, pues la diabetes es una afección que responde a factores de tipo genético y a todo lo relacionado con el estilo de vida. De hecho, la única forma de transmisión de esta patología que podría contemplarse es la que se da de manera hereditaria por parte de los padres de una persona con diabetes; pues, el material genético que cada uno aporta desde el momento de la fecundación es el que define la prevalencia o no de la diabetes en el hijo. 

Si una persona con diabetes se inyecta insulina, puede comer todo lo que quiera. (FALSO)

Una vez es recibido el diagnóstico, todas las personas que presentan diabetes tipo 1 deben tratarse con insulina, en vista de que su páncreas ha dejado de producir esta sustancia vital, encargada de transformar el azúcar en energía. Gran parte de la población piensa que las dosis de insulina pueden ajustarse, a consideración del paciente, a favor de ingerir mayor cantidad y todo tipo de comida (incluso alimentos que de por sí están vetados en la dieta de las personas con diabetes, como: azúcar refinada y productos derivados de la misma, entre otros).
 
Esa percepción es completamente errónea, pues las personas con DM1 deben mantener una dieta balanceada, baja en calorías, en grasas y carbohidratos, en la cual se excluyan azúcares y demás derivados. Los pacientes con diabetes deben saber y ser conscientes de que las dosis de insulina no pueden modificarse de forma espontánea, sino que ello corresponde a una finalidad primordial que es lograr el control de la enfermedad —propósito buscado tanto por el paciente como por su médico tratante—. (Todo esto aplica para personas con DM2 que requieren insulina).

Las personas con diabetes que utilizan insulina están “más graves” que los pacientes con diabetes que toman medicamentos orales. (FALSO)

Las personas con DM1 requieren insulina porque su páncreas ha dejado de producirlo.  Las personas con DM2 normalmente no se aplican insulina, sin embargo puede ocurrir que por el desarrollo normal de la enfermedad en algún momento lleguen a necesitarla. 
 
De ninguna manera una persona con diabetes que se inyecta insulina está “más grave” que otra persona con diabetes que no se la coloca debido a que no la requiere. En cualquiera de los dos casos, el paciente debe tener un cuidado adecuado para el control de su diabetes y así evitar, retardar o disminuir las posibles complicaciones.

La diabetes tipo 2 puede transformarse en diabetes tipo 1 si el paciente pasa de tomar medicamentos orales a inyectarse insulina.  (FALSO)

El diagnóstico inicial que le hacen a una persona cuando descubren su diabetes es el que tendrá siempre. Algunos pacientes comienzan terapia con medicamentos orales y con el tiempo le agregan insulina. Dichos pacientes tienen DM2 insulinorequiriente, pero nunca pasan de tener DM2 a DM1. 
 
Referencias
Aaron Kandola. Medical News Today [Sitio Web]. What is the truth about type 2 diabetes? Revisado por Maria Prelipcean, MD [última actualización, 7 de enero de 2019; consultado el 27 de junio de 2019]. Disponible en: https://www.medicalnewstoday.com/articles/324115.php
Instituto Nacional de la Diabetes y las Enfermedades Digestivas y Renales [Sitio Web]. Diabetes tipo 2. [Publicado en mayo de 2017 – consultado el 27 de junio de 2019]. Disponible en: https://www.niddk.nih.gov/health-information/informacion-de-la-salud/diabetes/informacion-general/que-es/diabetes-tipo-2


Compartir este artículo:




Registrese

Únase a nuestra comunidad y disfrute de temas relacionados con la diabetes y la buena salud.

Registrese